Gente mayor online: hábitos y preocupaciones

La humanidad envejece continuamente, lo que incrementa el número de gente mayor en la red. Hoy, casi el 18 % de los usuarios de Facebook tiene 55 años o más.

Especialistas de Kaspersky Lab han llevado a cabo una investigación para saber qué hacen los ancianos en Internet, para saber si conocen las ciberamenazas y para ver a qué temen y con qué tienen cuidado cuando están navegando. En dicho análisis, han utilizado una investigación que se llevó a cabo en agosto de 2016 con 12,546 usuarios de 21 países con 16 años o más. De los encuestados, el 13 % tenía más de 55 años: el 7 % tenía entre 55 y 64 años y el 6 % tenía 65 años o más.

¿Qué hace la gente mayor en la red?

Bueno, los usuarios mayores de Internet hacen lo mismo que los jóvenes. Por ejemplo, escriben correos: el 94 % de los encuestados de más de 55 años utiliza el e-mail a menudo.

El 25 % utiliza aplicaciones de mensajería y realiza videollamadas (incluyendo Skype y Google Hangouts). El 61 % de las personas de 55 años o más están presentes en redes sociales en las que chatean con amigos y se comunican con sus hijos o sus nietos.

Los mayores también suelen comprar online y utilizan herramientas financieras online. El 64 % visita tiendas online y paga con su tarjeta de crédito. El 68 % utiliza herramientas de banca online (una cifra alta, pues el porcentaje combinado con todos los grupos de edad desciende al 59 %). Más de un tercio de los usuarios ancianos encuestados reservan a menudo viajes online (boletos y hoteles).

A su vez, los ancianos son frecuentemente víctimas de los ciberdelincuentes y pierden datos o dinero (o ambos).

¿Qué hacen con la ciberseguridad?

Por desgracia, los mayores de 55 años no están bien educados en lo que a ciberseguridad se refiere. Solo un tercio de los encuestados han oído hablar alguna vez de que alguien puede espiarles con la webcam. A su vez, los mayores son grandes usuarios de los dispositivos: un cuarto utiliza tablets y un tercio utiliza smartphones, siendo los dispositivos de Apple los que más utilizan.

Estos ancianos saben que sus PCs deben estar protegidos y el 93 % aseguró que utiliza alguna solución antivirus para proteger sus dispositivos móviles. A su vez, es sorprendente que descuiden la protección de otros dispositivos conectados. Más de la mitad de nuestros ancianos encuestados están equivocadamente seguros de que las computadoras de Apple no requieren protección.

La situación no mejora con los smartphones. Solo el 52 % de los mayores de 55 años dijo que usa soluciones antivirus para proteger sus dispositivos móviles. Por desgracia, la perspectiva general no es mucho mejor: de los encuestados, solo el 57 % dijo que protegía sus dispositivos móviles.

Y, aunque el 75 % de los ancianos protege sus dispositivos primarios con contraseñas para navegar por Internet, fallan al no establecer contraseñas en sus otros dispositivos conectados. Solo tres de cada diez usuarios de más de 55 años eligen una privacidad rigurosa en las redes sociales y en los navegadores. Un escaso 18 % desactiva la geolocalización en las aplicaciones.

Nos parece curioso que un cuarto de los usuarios mayores de Internet eviten webs populares como Google y Facebook porque tienen miedo a compartir sus datos privados. En ese aspecto, son el doble de cuidadosos de lo que son los usuarios de entre 16 y 24 años (de ellos, solo el 12 % comparte dicho miedo).

Solo la mitad de los ancianos que hemos encuestado tiene en cuenta el potencial de los riesgos al realizar transacciones online. La mayoría de los ancianos han oído hablar de filtraciones, malware que amenazan sus datos y contraseñas o estafas online que podrían conllevar una pérdida de dinero. Aun así, solo el 14 % cree que algo así podría sucederles (en ese aspecto son más despreocupados de lo que son sus homólogos más jóvenes).

Llama a tus padres

Una cifra creciente de ancianos siente que no entiende la tecnología y pide ayuda a sus familiares.

Los miembros más jóvenes de la familia saben que sus familiares mayores se enfrentan a riesgos importantes. Más de la mitad de esos usuarios jóvenes se preocupan por las vidas online de sus padres y casi dos tercios se preocupan por sus abuelos.

Los representantes de la generación anterior conocen menos las ciberamenazas y, en general, son más confiados y, por consiguiente, más vulnerables. En muchos casos, no pueden sacar el mayor partido a sus dispositivos, instalar el software que necesitan o aplicar una configuración de seguridad apropiada.

Así que asegúrate de que explicas regularmente los fundamentos de navegar por Internet a tus padres y a tus abuelos. Y, por supuesto, cuida sus dispositivos y protégelos con una solución antivirus sólida.